image_pdf

¿Qué está pasando? Hemos visto a demasiados equipos que incluso con las mejores intenciones terminan incorporando malas prácticas al gestionar con indicadores (muchas veces sin darse cuenta). Acá te compartimos 10 malas prácticas para poner OJO y erradicar de raíz.

  1. Ausencia de indicadores: no utilizar indicadores para gestionar es como jugar un partido de fútbol o tenis sin marcador (¿cómo gestionar lo que no se mide?)
  2. Indicadores de adorno: indicadores claves existen pero no se revisan en ninguna instancia de equipo (es lo mismo que no tener indicadores!)
  3. Indicadores informativos: indicadores existen y se revisan pero no se toman acciones a partir de ellos (¿entonces para qué los tenemos?)
  4. Indicadores complejos: nadie entiende lo que realmente representan ni sus implicancias (perdón, ¿qué $%& hay detrás de ese número?)
  5. Proliferación de indicadores: se utilizan demasiados indicadores sin saber cuáles son los realmente importantes (¡Imposible poner foco con tanto indicador!)
  6. Indicadores desactualizados: los indicadores se actualizan y revisan con mucho desfase, por lo que se está viendo el pasado todo el tiempo (¿cómo tomar decisiones oportunas si no sé qué está pasando hoy?)
  7. Indicadores no relevantes: en teoría suenan bien, pero no están ligados a objetivos estratégicos (lindo el indicador, pero ¿para qué sirve?)
  8. Indicadores con sesgo: usar indicadores internos y comparar con el desempeño del año anterior sin ninguna referencia externa o visibilidad de los competidores o el mercado (quizá lo están haciendo bien, pero tus competidores lo están haciendo mucho mejor)
  9. Indicadores sin responsable: nadie en el equipo tiene la promesa que esos indicadores mejoren (si nadie se hace “dueño(a)” de cuidar ese indicador, ahí quedará)
  10. Indicadores “cocinados”: se arreglan los datos para que el indicador se vea bien y se pierde el sentido original por el cual fue creado (claro! Importa más lucir bien en la foto, que estar haciéndolo bien)

Los indicadores nos dan una radiografía de cómo lo estamos haciendo, si estamos logrando los objetivos del equipo, cumpliendo las promesas internas y cumpliendo las promesas a los clientes. 

Independiente de la “moda / metodología de turno” respecto a cómo medir y gestionar el desempeño (MBO, SMART, KPIs, FAST, 4DX, OKRs), te invitamos a observar si tu equipo está cayendo en alguna de estas malas prácticas que pueden disminuir la capacidad de la organización para corregir el rumbo y avanzar en la dirección deseada.

¿hace-sentido?

Fernando Brierley – Linkedin

Sebastián Balmaceda – Linkedin

Recibe notificaciones de esta conversación
Notificación de
guest
1 Comment
más viejo
más nuevo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Agustín Soto
Agustín Soto
Jun 6, 2021 11:26 pm

Espectacular, claro y conciso… no me esperaba menos de este par de cracks!